Archivo de la categoría: General

Algunos mitos sobre “Habla Castañeda” que te quieren hacer creer

 

El movimiento ciudadano, “Habla Castañeda” logró entregar un primer lote de firmas al Jurado Nacional de Elecciones, para que el alcalde de Lima pueda rendir cuentas, como se debe, a la ciudadanía, sobre el uso de los recursos de la ciudad y la manera en que se realizan las obras en Lima.

Apenas inició la campaña de recolección de firmas en agosto de 2016, el mismo alcalde Castañeda, se encargó de desvirtuar la acción, calificando de “vagos” a quienes en un principio asumieron esta titánica labor. Cosa curiosa, a los dos días de sus declaraciones, aparecieron “espontáneas” cuentas de Twitter y Facebook, de carácter anónimo, beligerante y difamador que se encargaron de repetir hasta hoy, y hasta el cansancio, que quienes estábamos en esto, éramos “vagos” y además “terrucos”, tratando de estigmatizarnos.

Aquí en este testimonio, pasaré a tumbarme este y otros mitos que Castañeda, sus trolles (y uno que otro funcionario) se ha encargado de difundir y tratar de hacer que la gente se lo crea.

  1. “Esos de Habla Castañeda, son unos vagos”.

A ver, todos los que están en Habla Castañeda son estudiantes universitarios y/o gente que trabaja todos los días, hay gente de diversas profesiones y oficios que aprovechan sus fines de semana o sus horas fuera de la oficina para dedicarse a esto. Por eso la demora en la recolección, porque no estamos 24/7 dedicados a esto, porque tenemos familias que ver y deudas que pagar. Y esta acción de HC es ad honorem, nadie cobra ni gana un centavo por esto.

  1. “¿De dónde sale la plata para financiar a estos “vagos”?”

A ver amiguito, amiguita, que repites como lorito todo lo que lees o lo que te dicen. Esta campaña no tiene ni un puto sol de financiamiento externo. Todo lo que hemos sacado, videos, fotos, banners, polos, etc., son cosas que han salido de estas fuentes:

  • Eventos pro fondos (la pollada y un almuerzo que no son como los famosos cocteles de ya tú sabes “Kien”.
  • Nuestros bolsillos. De nuestros sueldos, de nuestros presupuestos familiares, hacemos chancha para pagar unas fotocopias, hacemos colecta para pagar unos polos, nos “recurseamos” para imprimir un banner.
  • Donaciones. Pero de gente mortal, como tú y como yo, pero no te creas que son millones como Odebrecht o como el amigo José Luna cuando financió la revocatoria. Donaciones de 10 soles, 20, 50 máximo. Porque hay gente que también cree en esto y en nosotros, pero no gana la plata que ganan otros.

 

  1. “Todos son caviares, o han chambeado con la vaga de la Villarán”.

Sí pues, el cerebro de los solidarios no da para más y eso es algo que han repetido hasta el hartazgo. Y hay gente que, de buena fe, tiene desconfianza porque ve las caras de Marité o de Hernán, que han sido regidores de Susana y tienen todo el derecho de desconfiar.

Pero la mala leche no la podemos tolerar. Tanto Hernán, Marité u otras personas como yo, que han pasado por la gestión anterior tenemos todo el derecho del mundo de ejercer un derecho (valga la horrible redundancia) que nos es amparado por la ley, para exigir una rendición de cuentas. Y sí pues, habemos varios, pero los 30 mil que han firmado hasta hoy no son villaranistas o no han chambeado en la muni. Es gente que está descontenta con Castañeda y para muestra están los videos de dos entrevistas en radio Capital donde la gente llama achorada para rechazar al mudo. O los tuits y comentarios de las redes de HC.
Así que, relaja nomás, que haber pertenecido a una gestión no me quita mis derechos ni me declara en muerte civil.

 

  1. “Sí claro, pero seguro están recolectando firmas para inscribir su partido”

A ver, si te fijas en el planillón que está en el fan page de HC, en la parte superior hay un título que dice “DEMANDA DE RENDICIÓN DE CUENTAS CONTRA EL ALCALDE DE LIMA LUIS CASTAÑEDA LOSSIO” y ese texto no lo pusimos nosotros, lo puso la ONPE, además está el nombre del promotor de la demanda. Y al lado derecho, el responsable del planillón que te hacen firmar debe tener su nombre, apellido y más datos. Así que si no vas a firmar, al menos date la chamba de leer. Te dejo la imagen para que me creas.

planillon

  1. “Ya bueno, pero seguro se politiza la campaña. La tía Susy y sus amigos”.

Por lo general, este mito parte de gente allegada que desconfía. Y normal, que lo hagan. Pero una cosa: “politizar” algo no es nada malo. Que lo que tenemos en el congreso, en la municipalidad, y otros hayan desgraciado el concepto de “política”, no significa que sea malo. Ejercer tus derechos, como éste, es una acción política. Defender tus ideas para impulsar la rendición, es política. Conversar con los vecinos y convencerlos de firmar es pedagogía política. Así que no te asustes con el término. Porque en tu vida diaria haces política para todo.

 

  1. “Rojos, terrucos son”.

Aquí algunas cosas claras. Ser de izquierda (ideología a la que pertenecemos varios) no es malo. Si nos dices terrucos, podríamos demandarte (claro, siempre y cuando sepamos quién eres y no un cobarde y anónimo troll) Y explicarte la ruptura de lo que fue sendero con la izquierda, merece toda una clase de historia política, y ¿sabes qué? No hay tiempo ni espacio en este post.

 

  1. “Quieren que hable el mudo, pero para cuando la corrupta de Villarán”

Sabemos que amas a la tía Susy y estás obsesionado (a), pero vamos te aclaro algo. ¿Quién está en la municipalidad hoy? Castañeda. ¿Quién es responsable de las 503 grietas, de los puentes desplomados, de obras inconclusas, de que el transporte no avance ahorita? AHORITA, HOY, ESTE AÑO!!! Castañeda. ¿Quién debe responder por la compra de la línea editorial de Expreso, la corrupción en SERPAR, el sobrecosto del bypass, la falta de obras para enfrentar las emergencias HOY? Castañeda pues.

Entonces, quien es la autoridad elegida que está en el sillón municipal? Castañeda pues. A él le pedimos que rinda cuentas, porque se oculta, se esconde, nos pone a sus trolles, nos insulta… y se sienta sobre la ciudad.

¿Qué hable Villarán? Sí pues, tiene que hacerlo. Es más, hay denuncias en la fiscalía, la procuraduría ha pedido reabrir investigaciones. Ella es una ex autoridad y es una ciudadana que como tú y como yo, tendrá que responder ante las instancias judiciales y fiscales correspondientes, cuando la llamen. Además, Villarán pasó por la fuerza del congreso cuando era alcaldesa, además de los medios, que hoy reciéeeeen se acuerdan que Castañeda existe. Así que…

 

Lo dejo aquí por ahora, seguro hay más mitos… y una cosa. Antes de hablar o comentar, conversemos, investiga, no sueltes así no más las cosas. Y más aún, no dejes que Castañeda te haga la finta y te agarre de huevón. Que los limeños y los peruanos en general de huevones, no tenemos nada y lo hemos demostrado más de una vez.

Anuncios

Mis fracasos y yo

Fracasar. El miedo al fracaso, las ganas de hacerlo todo bien y exigirte demasiado para lograr lo que quieres.

Digamos que siempre me he acostumbrado a lograr metas, aprobar todo y seguir adelante en lo que me propongo. He tenido mis ratos de derrotas, como la primera vez que jalé en el colegio o como cuando en la pre rebotaba en matemática o cuando en la universidad jalaba exámenes. Siempre renegaba con eso pero casi siempre eran cosas que no me atraían o por las cuales respondía por cumplir.

Siempre obtenía lo que me proponía, obtengo lo que me propongo, pero cuando fracaso me siento jodido, me siento un fraude conmigo mismo…

No sé perder? Seguro que sí. Pero más es la bronca de esforzarme por algo y caer en un par de intentos cuando suelo hacerlo distinto a los demás y cuando considero que me siento preparado, me jode más cuando fallo en cosas elementales… confundi una ruta, por Thor!!! Es una de las cosas más raras que me ha pasado…. dos veces??? En distintos puntos… y es una cosa que me dura todo el día… y la cual me puede torturar muuuuucho rato… ¿Cómo se cura? No sé. ¿Soy picón? Sí. ¿Por qué lo cuento? Porque siento que es la única forma de hacer catarsis… por eso…

Me queda una chance, si la jodo me sentiré fatal… si lo logro será genial… a lo que venga…

Eva Ayllón manda a callar a público en París que coreaba “El Pueblo Unido”

 

 

Cuando lo vi en el twitter no lo creí. Cuando leì la nota en la pàgina oficial de Quilapayùn tampoco. Pero cuando vi el video lo entendí todo y me quedé más que pasmado. Nuestra artista nacional Eva Ayllón, una vez más demostró que su ego puede jugarle una mala pasada.

Según revela la página oficial del grupo Quilapayún, la Ayllón, que participa en una gira con ellos y el grupo Inti Illimani, representantes de la música folclórica latinoamericana y con mucho accionar político en las década de los 70 y 80, no tuvo mejor idea que mandar callar al público en París, cuando empezó a corear un clásico “El pueblo unido, jamás será vencido”.

Molesta, doña Eva, que se dice apolìtica (pero tocó en el concierto de cierre de campaña de Keiko Fujimori) no tuvo mejor idea que acercarse al micrófono en pleno éxtasis del concierto, y apresurada por algún temor de corte comunista o socialistón, se aprestó a decir

“no no, no, nada de eso”, “nosotros somos artistas y no cantamos por ideales…”

Claro, luego doña Eva manifestó en camerinos que se excusaba por la “torpeza” y “falta de información”, y se justificó diciendo “que esta arenga ha causado muchos problemas en mi país”, desconociendo nuevamente la fuerza de una canción que sirvió de ideal para muchas generaciones y que incluso fue usada en la campaña electoral peruana.

Tal como se muestra en el video, las pifias resonaron a montones y como dice Hugo Lagos, integrante de Quilapayun, en la web oficial, “nadie aplaudió su última canción, acto seguido volvimos al escenario y el pueblo unido con la fuerza del Quila y el Inti histórico juntos, hizo temblar la sala. El honor estaba salvo”.

Sólo nos resta decir… ay doña Eva… se dice apolítica y cantó en el mitin de Keiko, y dice que los artistas no cantan por ideales… ¿reconoce entonces que ella sólo lo hace por el dinero?.

Doña, aquí si escribimos por ideales y cantamos también a veces, para muestra un botón.

Gracias a Eduardo Gonzales por el datazo

Sobre el aborto: Algo tengo que decir

Veo crecer el vientre de mi esposa, a tan sólo un mes y algo de dar a luz y me pongo a pensar, como alguien puede siquiera mencionar que está a favor del aborto. Y es que, nos ha costado tanto, y a la vez hemos disfrutado tanto, cada momento de la concepción y desarrollo de nuestro hijo, que pienso que no es normal creer que alguna persona, pueda tener la idea de acabar con la vida de alguien. Y en realidad, no me quejo… es nuestro momento, nuestro disfrute, nuestro logro especial.

Veo el otro lado de la vereda, y aprecio el caso de muchas mujeres que han sufrido violaciones, o simplemente decidieron abortar porque no había como cuidar o como mantener al niño y optan por lo ilegal que trae consigo problemas sanitarios e incluso la muerte… es por ellas que se decide discutir el tema de la legalización del aborto eugenésico (por problemas de malformación) o porque el feto es producto de una violación.
Seguir leyendo Sobre el aborto: Algo tengo que decir

Mi padre recordando con cariño a mi abuelito

En mi graduación de Cole (1994) mis abuelitos Guillermo y Jorge Ayer, martes 10 de febrero fue cumpleaños de mi abuelito Guillermo, el papá de mi papá… estuve mal casi casi dejando el cuerpo producto de una enfermedad, pero hablé con mi abuelita como todos los años, recordando los buenos momentos compartidos con él… siempre al pie, siempre alegre, molesto cuando la ocasion lo ameritaba, pero siempre generoso… han pasado 11 años desde su partida pero aun se le extraña, aun lo extraño y no me curo…
Hoy, entré al blog de mi papá y vi que le escribió… creo que en sus breves palabras, resume lo que todos los que queremos a Guillermo sentimos por él…se los comparto

(En la foto: mis abuelitos Guillermo y Jorge en mi graduación de colegio (1994)).

Pisando Fuerte No. 33: HOY ES… EL CUMPLEAÑOS DE PAPÁ
Por :Marcial Guillermo Pérez Herrera

Quizás no les llame la atención, porque soy de barro, insuflado de alma, por ello, debo escribir lo que me envían las señales de mi conciencia y subjetividad galopante. Y hoy, les quiero escribir sobre mi papá, GUILLERMO PÉREZ VARGAS, si, ciertamente, hoy cumpliría años, muchos, pero hubiera querido que los cumpliera de eternidad, para que esté conmigo, en mis soledades, en las noches de enésima ansiedad, en las alegrías y en las tristezas, en los jolgorios y en las extrañezas, del poniente al oriente del mundo de la vida misma, tan real , certera y fascinante, como fue la de el, mientras le latía el corazón, aquel que lo abandonó un día, pero que estoy seguro, hoy late vigoroso en las latidos de los que le quieren, le descienden de ancestro y lo añoran de todos los días.
Guillermo, “El Chueco”, para los amigos de la infancia, de todos los lugares donde sus huellas quedaron indelebles, era de origen sureño, tacneño, de un lado, ariqueño, por otro, con los airecillos tarapaqueños en el lugar donde a sus progenitores, Serafina y Froilán, les toco permanecer, en esta agenda nunca fija, ni resuelta de la existencia. De pequeño, engreído hasta no más, por una madre llena de afecto y generosidad filial, dos hermanas, un padre aunque adusto, marino, el, mundano, pero querendón. Estudiante del Alfonso Ugarte, que junto con el Guadalupe, eran los colegios ¡ya no ya! (léase lo mejor de la época), creador humilde y silencioso de lo que hoy es su insignia, becario (no pagante) de 17 para arriba, para conservar esa condición, hábil a más no poder, matemático, poeta, jugador endiablado del fútbol (si hasta le dio de comer en los momentos difíciles), hasta que, ese destino socarrón y pendenciero, le jugó una mala pasada, habiendo ingresado en el tablero de anuncios a la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea Peruana, luego de rigurosos y estrictos exámenes, cuando fue a matricularse, encontró a otro en su lugar, (el abuso, la prepotencia que tanto daño le hacen a los pueblos, a la dignidad de las personas) y se le quebró una parte sustancial de sus sueños primarios, pero, nada comparable para su sensibilidad, cuando se va de esta tierra, Serafina, la madre reverenciada, a la cual su afecto no le tenía limites, ni medida, el remanso a sus emociones y lágrimas de tristeza, se fue, y siempre fue para él , la nostalgia y el recuerdo permanente de la añoranza.
Luego, el ejército, obligado por las circunstancias de una leva, agresiva y encimadota, además, ¡huy mamita!, se había declarado la ¡Guerra con Colombia!, otro fogonazo, otra cortina de humo siniestra, de la época, menos refinada que las de ahora, pero igual de sinvergüenza y cínica, alentando chovinismos y nacionalismos, para sólo encubrir los más nefastos intereses de oligarcas de cuello y corbata. Pero saben , el ejército , al final, le sentó bien durante , esos dos largos años, era Dragón de caballería, Escolta del Presidente de la República, casi un oficial, pues al saber leer, escribir, manejar las antiguas máquinas Rémington, suscribía documentos, firmaba por los oficiales de turno y..encima, comía bastante bien, nada mal, para esos tiempos, agréguele, esa indumentaria afrancesada, que le traía muchos éxitos con las damas y muchas fotos “para el recuerdo” de furtivas admiradoras. Lo quisieron reclutar para la Escuela del Ejército, para ver si algún día era General, pero nada de nada,¡hasta aquí nomás …!, a lo Forrest Gump, después que se cansó de correr sin descanso.
Luego vino, la vida del trabajador, del joven con talentos musicales, hasta el clímax, de formar un ataviado y sandunguero Conjunto de Son Cubano, y allí, venían las ganancias (en esa época no habían fonógrafos, ni DVD, ni esas monsergas del modernismo), los buenos y entrañables amigos, los colegas de eventual profesión y muy agradables y refinadas compañías.
Todo iba por ese camino de cierto glamour popular, de dicharacheras noches y días de plenilunio adelantado, hasta que apareció HERMINIA la casi adolescente, versus un recorrido mocetón de cerca de 26 años y el mundo cambió, vino el amor más pleno y hermoso, que estos mis ojos alcanzaron de ver, que no s e acabó aún ni con la partida de Guillermo, que perdura hoy, en cada gesto, suspiro, y buen recuerdo de mamá , un amanecer permanente que nunca acabará, que seguirá cual estela constelar, a través de este transcurrir cósmico, que no tiene término, cuasi inmortal.
Nací, el jugaba un duro partido de fútbol, representando a la Fábrica que le daba empleo, y se vino volando, con diploma y medalla en mano, porque justo, habían campeonado en el susodicho evento, para ver al fruto de tan tierno cariño. Mi madre, me comentó años después, que sus lágrimas de felicidad, brotaron incesantes, plenas, y sobre la marcha, aquel blasón de simbólico esfuerzo, me la puso en el delicado cuerpo, que me había tocado en posesión. ¡Esa era el!
Me acompaño, junto a la justeza y fruición de mamá, en las cuatro prematuras operaciones quirúrgicas, que me toco afrontar en mis cortos primeros 4 años, ¡cosas de la genética!. Ningún paso atrás, siempre dilecto y luchador, compasivo y consecuente, al lado mio y de mi querido Roberto, mi hermano menor, jugando, bromeando, como niños, como hermanos, y dando el beso, la caricia, el abrazo de maravillosa medicina espiritual, cuando nos abrumaban las presiones de un mundo, que no alcanzábamos a comprender, de injusticias que no podíamos digerir, de sinrazones que nunca aceptamos y que él, nunca las disuadió.Sus ojos brillaron, como nunca,lo había visto antes, cuando llegó el nieto, el hijo que engendré, como regalo de una bella mujer, compañera, hermana y amiga, que papá, la aprendió a querer hasta convertirla en la hija qye el oráculo de los dilemas no le trajo.
Protector, benevolente, aparentemente drástico, pero como siempre digo, un pan de dulce manjar en lugar de corazón, aquel , que de tanto querer, sentir y vivir, lo traicionó años más tarde, hasta abandonarlo y quitarle el soplo de existencia vital.
Guillermo, mi papá, obrero emprendedor, fraterno hasta no más, cantante, guitarrista de los eximios, sin marquesinas, ni alojamientos costoso, pero con un público vitoreante, de fraterna humanidad, que jamás dejará de recordarlo. Diseñador talentoso del vidrio y el cristal, que de básica envergadura, era convertido con su arte, con sus manos y frondosa imaginación, en las más dilectas piezas de la ciudad, seguramente poblando las más encendidas y exclusivas mesas, pero, como fue siempre su voluntad llegando a los tableros del hogar, del obrero, del proletario simple, honrado y sencillo de la urbe, pues no olvidemos que él, también supo sentir la impiedad de los que explotaban, espaldas y pulmones , por eso también fue dirigente sindical, defensor impertérrito de las causas justas y de los derechos de las personas, insisto ¡Así era él, Guillermo, el papá que siempre quise, el que querré, seguramente, más allá de las fronteras de la física y la alquimia que nos hace mortales, con quien quizás, ojalá así sea, me encontraré con su garbo y querida figura, en aquellos mágicos, misteriosos y siempre inquietantes anillos del etéreo cósmico, tal vez, para esperarlo, con una mezcla de preocupación, angustia y particular ansiedad, cuando no llegaba, por lo avanzado de la hora, y cuando lo veía venir , descendiendo del vehículo que lo traía, saltando de frenesí por su aparición rítmica y bonachona. Cuando al irse, casi cuando rayaba el amanecer a la Fábrica, me daba un beso en la frente, me aligeraba los cabellos con singular ternura y se perdía luego en el horizonte, con aquella guerrera y cumplidora bicicleta, que lo acompañaba en su trajinar laboral, que lo mantenía alerta, fuerte y de buen talante, a pesas que la faena realizaba, vaya que era de las duras, pues trabajar con más de 100 grados de temperatura en aquellos hornos, era, de verdad, cosa de gente con coraje, de una fuerza recia de trabajo, que se veía aligerada, con la esperanza de llevar el pan a la casa, de vernos sonreir, de vernos estudiar, de vernos solazarnos con el juguete de sorpresa inigualable, en las navidades, o el cuaderno, el libro, que el con tanto entusiasmo nos traía.
Saben, probablemente este blog, este espacio, esta cuadratura de formalidad gráfica, me quedarían, muy cortas, por lo que todavía tengo que escribir de papá, pero, por ahora, en su día, en este contacto de estrellado cielo, de extraordinaria presencia, aún en la inmensidad de lo inexplicable, quiero parar, para elevar , cual simbólico ritual, mi copa de cristal, como el las hacia realidad, a través de su bondad artística, de su ingeniería de almas, para decirle ¡Salud!, por lo que me supiste dar, ¡Salud! por lo que eres para mi, la continuidad sin final, de una bella historia de afecto y cristalina humanidad.